Intervienen un hogar de chicos pobres que en realidad era sede de un lujoso coto de caza

Escándalo en Santiago del Estero

Escándalo en Santiago del Estero. Vecinos de Pinto denunciaron que la sede de la Fundación Pinares, donde debería funcionar un albergue para chicos de escasos recursos, se utiliza para alojar gente de España, Portugal y otros lugares de Europa.

Según publica hoy Clarin, vecinos de Pinto, denunciaron que la sede de la Fundación Pinares, donde debería funcionar un albergue para chicos de escasos recursos, se utiliza como sede de un coto de caza, en el que se aloja gente de España, Portugal y otros lugares de Europa.

Pinto es un pueblo de 4.000 habitantes, situado a unos 230 kilómetros al sur de Santiago. En 2003 el entonces intendente Emilio Rached (ex senador radical) firmó un convenio de hermanamiento con el Ayuntamiento de Pinto (España). Allí trabó contacto e hizo amistad con el entonces alcalde Antonio Fernández, quien figura como presidente de la Fundación Pinares.

El edificio de la Fundación fue construido con dinero enviado desde España en una controvertida y polémica operación de 2 millones de euros que debían ser destinados a la construcción de casas para gente de escasos recursos. Eso todavía se investiga en España.

El fastuoso edificio, construido en el barrio España de Pinto, contrasta con el resto de las casas del pueblo. Allí debía funcionar un “hogar para niños pobres”. Eso es lo que había prometido Antonio Fernández en 2010 y dijo que estaba en condiciones de acoger a una veintena de niños. También había anunciado en aquel momento la cesión a la fundación 'Hogar Santo Domingo de Silos'. Esto nunca ocurrió.

Los testimonios de los vecinos de Pinto señalan que la fundación “no funciona” como tal, que frecuentemente vienen extranjeros y que adentro hay “cartuchos, armas, un bote, una lancha y demás cosas que se utilizan para cazar” en la zona.

A raíz de la denuncia, el Ministerio de Gobierno a través de la Dirección de Personas Jurídicas, constató que efectivamente no se cumplían los objetivos de una fundación. Además se comprobó que Pinares no tiene ningún movimiento, estaría acéfala, no hay rendición de cuentas y se encuentra en una situación totalmente irregular, por lo cual se decidió su intervención.

Mirá también: ¿Cuántas liebres cazan por noche y cuánto se paga por cada una?

Se designó como interventor al doctor Héctor Facundo Funes, que el viernes pasado se presentó en la sede de la fundación para tomar posesión del inmueble y no lo dejaron entrar. Hoy se pedirá una orden de allanamiento para ingresar al lugar.

El encargado del lugar, de apellido Iturrez, reconoció ante el interventor y un escribano que allí funciona la sede de un coto de caza y que “tendrían que hablar con el presidente de la fundación, Antonio Fernández, que vive en España”.

Fernández se comunicó con el interventor y le dijo que “no les va a permitir la entrada”, además de que habría reconocido que es un lugar donde se alojan extranjeros que van a cazar.

Fernández es investigado en España por el presunto desvío de 2 millones de euros (cuando era alcalde de Pinto, España) a su homónima de Santiago del Estero, que era gobernada por Rached. Esto se destinó a construir 18 viviendas que luego fueron licitadas. Rached se desempeñó como vicepresidente de la Fundación Pinares también y actualmente es, nuevamente, intendente de Pinto de esta provincia.

LEER.....La sede de la fundación 'Pinares' se convierte en un hogar para niños pobres, según el ex alcalde